whey protein

whey protein

La whey protein  es una proteína que se extrae de la leche y se procesa y se aísla para retirarle la lactosa y la grasa. Es un suplemento que complementa una buena alimentación ya que contiene una gran cantidad de aminoácidos esenciales, es decir, aquellos que tu cuerpo no puede producir y necesita obtener de la comida.
Mucha gente es reacia a tomar batidos proteicos ya que creen que es una dosis exagerada de proteínas para aumentar de forma artificial la masa muscular. Para que os hagáis una idea, media pechuga de pollo contiene 30 gramos de proteína y una scoop para un batido 25. La diferencia es la rapidez de la absorción. La whey protein se absorbe en unos 30 minutos, mientras que el pollo puede tardar hasta 4 horas en digerirse. Esto es importante para regenerar las microfibras que se rompen cuando entrenas. Después de realizar ejercicio existe una ventana anabólica de 60 minutos que combinado con la rápida absorción de la whey protein permite una mejor síntesis proteica.
Las principales funciones de las proteínas son formar encinas, hormonas, tejidos,…
La whey protein tiene grandes beneficios:
• Ayuda a regenerar tejido muscular y mantener masa muscular lo que mantiene tu metabolismo acelerado y ayuda a proteger tus huesos.
• Mejora tu sensibilidad a la insulina por lo que mejora tu tolerancia a los carbohidratos.
• Ayuda a disminuir la ansiedad por los carbos y a controlar el apetito.
• Fortalece tu sistema inmunológico.
• En función de cuál sea tu objetivo puede ayudarte tanto a perder grasa como a incrementar masa muscular.
En resumen, tiene muchísimas propiedades lo que la convierte en un perfecto complemento (¡no sustituto!) de una dieta limpia.
Ahora bien, hay que saber escoger una buena proteína. En el mercado podemos encontrar millones de marcas pero hay que saber distinguir cuales son las que nos convienen, ya que muchas son menos puras con la finalidad de abaratar costes.
Existen dos tipos de whey protein, la concentrada y la aislada, la diferencia es la pureza. Las primeras son 80% proteína y el 20% restante es lactosa (azúcar y grasa) mientras que la aislada es 98% proteína. Cuanto más pura, mejor se absorbe y mejor nos sienta. Cuanta más lactosa contenga, existen más probabilidades de que nos inflame, ya que el azúcar en los lácteos es muy difícil de digerir para los adultos. Revisa que no contengan azúcar y que estén endulzadas con estevia en lugar de edulcorantes artificiales ya que estos irritan el estómago.

2 comentarios

  1. Que gran pagina que acabo de descubrir. ¡BUEN TRABAJO! Gracias por toda la info. Estaba buscando una tapa saludable para estas vacaciones y la he encontrado aquí. Todo super interesante

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*