Squat, squat, squat!

Squat, squat, squat!

¡Squat, squat, squat! Hoy en un increíble lugar donde me gusta entrenar al mismo tiempo que disfruto de unas bonitas vistas.

Las sentadillas no pueden faltar en un entreno. Además de ayudar a fortalecer piernas y glúteos, mejoran la composición corporal.

Tal y como hemos mencionado anteriormente, hay variaciones de este ejercicio y puedes realizarlo con o sin peso, con diferentes aperturas, con saltos, zancadas, etc.

Es importante realizarlas de forma correcta. Mirando al frente, mantén el abdomen apretado y la espalda recta, desciende los glúteos flexionando la rodillas y la cadera mientras inhalamos aire. Procura que la rodilla no sobrepase la punta de los pies. Baja hasta que los muslos queden paralelos al suelo y elévate despacio hasta la posición inicial mientras expulsas el aire.

Realizar 4 series de 20 repeticiones

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*