Peso muerto ¡Un ejercicio muy completo!

Peso muerto ¡Un ejercicio muy completo!

Peso muerto. ¡Un imprescindible que no puede faltar en la rutina de cualquiera!
Es uno de los ejercicios más completos que podemos realizar, ya que con un único movimiento trabajamos espalda, abdominales, cuádriceps, femorales, glúteos, gemelos, sóleos y antebrazos.

A veces genera controversia por las lesiones que podría provocar. En nuestra opinión, como cualquier otro ejercicio, si se realiza mal puede hacerte daño, por lo que es de vital importancia garantizar una correcta ejecución. Existe el temor de sufrir una lesión de espalda pero realmente si lo realizamos correctamente, lo que conseguiremos es una lumbar mucho más fuerte. Desarrollar bien estos músculos nos permitirá proteger las vértebras, mantenerlas alineadas y evitar pinzamientos. Además, mejoramos la estética de la espalda, fortaleceremos las piernas y pondremos los glúteos en su sitio, fuertes y redondos 😉 No olvidemos que se trata de un ejercicio funcional (incluye movimientos que podrías llevar a cabo en tu día a día, como coger cajas pesadas) por lo que utilizarás tus músculos estabilizadores y reforzarás tu cinturón abdominal.

Otra ventaja es que consigues gastar antes tus reservas de glucógeno ya que al tratarse de un ejercicio compuesto, implica varios músculos, el cuerpo requiere un mayor esfuerzo en un tiempo menor, por lo tanto conseguirás quemar más grasa y permitirás que tu cuerpo siga haciéndolo después de entrenar.

Hay diferentes variantes de este ejercicio. Vamos a explicar cómo ejecutar de forma correcta el peso muerto con barra. Ojo con el peso. Primero hay que conseguir una buena técnica y luego ya podremos incrementarlo.

• Pies y manos a la anchura de los hombros. Las puntas de los pies ligeramente mirando hacia fuera.
• Bajar la barra hasta el suelo doblando un poco las rodillas sin encorvar la espalda.
• Mantener el pecho hacia fuera al subir
• La barra debe ir muy pegada al cuerpo en todo momento
• El agarre es opcional: palmas hacia arriba (agarre supino), hacia abajo (agarre prono) o mixto (combinación de ambos donde una palma mira hacia arriba y la otra hacia abajo). Para realizar este ejercicio, preferimos este último, ya que te permite cargar más peso sin que se resbale la barra.

El número de repeticiones variará mucho en función del peso. Mejor empezar con poco peso y más repeticiones hasta conseguir una buena técnica y poder ir fortaleciendo la zona lumbar poco a poco para evitar cualquier tipo de lesión.

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*