El sodio

El sodio

El Sodio es un mineral del grupo de los electrolitos (los electrolitos son minerales que están en los líquidos del organismo manteniendo el equilibrio celular). De hecho, el sodio es el elemento más abundante en el líquido extracelular, y cumple  importantes funciones en nuestro organismo, como es:

  • La regulación de la presión arterial y el volumen sanguíneo
  • Esencial para el correcto funcionamiento de músculos
  • Necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso
  • Forma parte de los huesos
  • Interviene en la contracción muscular

Sin embargo, nuestro cuerpo no necesita una cantidad exagerada de sodio; la ingesta mínima se situaría en torno a los 500 mg/día con un máximo de 2.500 mg/día. Estas necesidades de sodio, no sólo las cubre ampliamente la alimentación actual, sino que se exceden las recomendaciones diarias. Debemos tener en cuenta, que un gramo de sal aporta 390 mg de sodio; y que actualmente se consume de media, 10 gr de sal al día. Por lo que se estaría consumiendo 3900 mg de sodio diarios.

Hoy en día nos alimentamos con grandes cantidades de productos procesados, y la mayoría de ellos contienen sodio. La presencia de sal en los alimentos procesados se debe a dos funciones principales: realzar su sabor y conservar el alimento. Pero la industria alimentaria añade también a sus productos otras sustancias que contienen sodio, como los aditivos, ya sea con fines conservadores, espesantes o como potenciadores del sabor.

Ejemplos de productos procesados, y su contenido en sodio:

  • Una lata de atún en agua, 220 mg de sodio
  • Una cucharada de salsa de soja, 760 mg de sodio
  • 100 gr de embutidos, entre 600 y 1000 mg de sodio

Ejemplos de fuentes naturales de sodio:

  • Clara de huevo, 54,75 mg de sodio
  • 100 gr de brócoli, 13 mg de sodio
  • 100 gr de espinacas, 95 mg de sodio

Este es uno de los motivos, por los que recomendamos que la alimentación sea mayoritariamente de productos naturales; es decir, un 85% de productos naturales y un 15% de productos procesados.

El consumo excesivo de sodio puede desencadenar en una serie de problemas, tales como:

  • Hipertensión arterial: Una presión arterial alta puede causar sobretodo problemas de corazón y daños en los riñones, entre otras consecuencias.
  • Problemas gástricos: mayor incidencia de gastritis y úlceras de estómago.
  • Problemas renales: una sobrecarga de sodio en el organismo genera un esfuerzo extra para el riñón, quien debe eliminar el exceso de sodio a través de la orina; con el paso del tiempo se puede ver afectado su funcionamiento.
  • Problemas óseos: el exceso de sodio incrementa la excreción urinaria de calcio, por lo tanto cuanto más sodio deba eliminar nuestro organismo más calcio eliminará también; lo que a largo plazo podría estar vinculado a una mayor incidencia de osteoporosis.
  • Problemas estéticos: Un exceso de sodio puede causar retención de líquidos pues cada miligramo de sodio retiene hasta 5 veces su peso en agua. El hecho de que estemos reteniendo mayor cantidad de líquido, es lo que favorecerá la aparición de la celulitis y nos hará perder definición corporal, puesto que hay muchísimo líquido entre el músculo y la piel. Además de esto, una dieta alta en sodio puede sabotear la pérdida de grasa, puesto que la eficiencia de nuestro cuerpo a la hora de quemar dicha grasa no será la misma (al consumir mucho sodio alteramos el equilibrio entre el sodio y el potasio, este equilibrio permite mantener la integridad celular), la integridad celular se ve afectada, desencadenando en la ralentización del metabolismo y la disminución en la quema de calorías. También, se ha demostrado que un exceso de sodio en el organismo afecta la actividad celular de las células de grasa  lo que las hace más grandes. El exceso de sodio dificulta la circulación sanguínea pudiendo propiciar el desarrollo de edemas y de varices.

Después de leer esto ¿estáis un poco más convencidos de seguir una alimentación más limpia y disminuir el consumo de productos procesados?

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*