Triceps de acero

Triceps de acero

Hoy dos ejercicios buenísimos para mantener el tríceps a raya y evitar el temido cuelgue de esta parte del brazo. Es importante realizar bien el entreno y focalizar el músculo que estamos trabajando para estimular el tríceps con precisión.

Combinaremos patada de tríceps con polea y flexiones diamante con superseries, es decir, realizaremos las repeticiones del ejercicio 1 y seguidamente las del ejercicio 2.

1. Patada de tríceps con polea: de pie con el tronco un poco inclinado hacia delante y las piernas ligeramente flexionadas. Con el agarre en la mano, colocar el brazo horizontal y paralelo al cuerpo realizar extensiones de antebrazo. Haz 15 repeticiones con cada brazo.

2. Flexiones diamante: Posición de flexión estándar pero con las manos juntas debajo del pecho, de tal manera que los pulgares casi se toquen. Doblar los codos para bajar y mantener los tríceps cerca del tronco. Si prefieres un poco menos de intensidad puedes apoyar las rodillas en el suelo. Realizar de 8 a 12 repeticiones.

Realizar 4 superseries con 40 segundo s de descanso entre ellas.

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*