Saltar a la comba

Saltar a la comba

TIP:SALTAR A LA COMBA

 Aquí tenéis a una gran fan de este ejercicio. Y es que, saltar a la comba es un poderoso ejercicio cardiovascular, y aunque parezca un juego de niños es ejercicio duro que puede ser demoledor. Una idea genial no sólo para aprovechar el tiempo al máximo en el gimnasio, sino también para trabajar más intensamente, es utilizar el minuto de descanso entre serie y serie para saltar a la comba. Con esto no sólo estarás aprovechando el tiempo (que es oro), sino que tus pulsaciones se mantendrán más elevadas y estarás involucrando multitud de músculos. Particularmente, yo es lo que hago en muchos de mis entrenamientos, y me encanta.
Si esta idea de saltarte el descanso entre serie y serie no va contigo, siempre tienes la opción de hacer una sesión de saltos de 10 minutos al inicio del entrenamiento, pues te servirá como calentamiento, o bien al finalizar el entreno de fuerza.
Otra idea (esta ya para valientes ) es además utilizar lastres en los tobillos, te aportará un extra en el proceso de tonificación de las piernas.

Algunas recomendaciones a tener en cuenta para realizar el ejercicio correctamente son:
Mantener la cabeza recta y la mirada al frente
Los codos deben estar cerca del cuerpo
Para hacer girar la cuerda, debemos utilizar las muñecas no los brazos
El salto debe hacerse sobre las puntas de los pies

Si quieres involucrar cada músculo de tu cuerpo en un ejercicio, no lo pienses más y ve a por una comba. Es una gran forma de entrenar el tren inferior y el superior al mismo tiempo.

Si practicas a diario, saltar a la comba te ayuda a ganar resistencia, mejorará tu capacidad aeróbica y te permitirá resistir mejor esfuerzos continuados. Además tu mismo puedes ir modulando la intensidad, la variedad de saltos, la duración del ejercicio… y así de forma progresiva ir mejorando tu resistencia.
Además es una gran arma para ayudarnos en la quema de grasa y la tediosa lucha contra la celulitis. Hay estudios que demuestran que (de media) se queman unas 13 Kcal por minuto cuando saltamos a la cuerda a 120 repeticiones por minuto. Eso significa que con 10-15 minutos de este ejercicio estaríamos quemando entre 130 y 195 Kcal.

Se trata de un deporte muy entretenido y versátil ya que se pueden hacer multitud de saltos diferentes, dobles, cruzados, hacia delante, hacia atrás… y conforme vayamos cogiendo técnica podemos ir incrementando la dificultad.

Debemos tener muy en cuenta que la longitud adecuada de la cuerda variará para cada persona; dependerá de la morfología y la altura de cada persona. Para calcular cuál es el largo adecuado para nosotros, debemos seguir un pequeño ritual 😉
Ponemos los pies juntos pisando justo en el medio de la cuerda, y llevamos los extremos de la misma hacía nuestras axilas. Si la cuerda llega a la altura de las axilas, perfecto! has encontrado la longitud perfecta para ti; mientras que si no llega a esa altura será demasiado corta, deberás encorvarte y perderás la postura correcta para poder saltar, y si la comba es demasiado larga te resultará más difícil de manejar.
Así que ya sabéis, saltar a la comba es barato, lo puedes realizar en cualquier lugar, es divertido, una potente herramienta para quemar grasa y al mismo tiempo fortalecer tus músculos incluido el más importante de todos, el corazón.

 

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*