Las dietas disociadas

Las dietas disociadas

POST:LAS DIETAS DISOCIADAS

Las dietas disociadas proponen separar en los menús los alimentos en función de sus macronutrientes, es decir, que en un mismo plato no combinemos carbohidratos, proteínas y grasas. En estas dietas se aconseja no mezclar según qué alimentos en la misma comida argumentando que eso engorda, es insano o entorpece la digestión.

El planteamiento de dicha dieta parece bastante sencillo ( a simple vista, porque realmente no lo es tanto, más adelante explicaré el porqué), lo cual ha hecho que sea mayor su éxito; pero el hecho de que esta dieta se haya extendido entre la población no significa que esté fundamentada y que resulte exitosa en cuanto a resultados.

La teoría en la que se basa dicha dieta es que al separar los macronutrientes se consigue alterar nuestro metabolismo para lograr quemar más calorías de las que ingerimos. Y la realidad de estas dietas es que no hay ningún estudio que respalde y evidencie las beneficios de las mismas, no hay ningún sustento científico que las respalde.

Primeramente debemos tener presente, que la mayoría de alimentos están compuestos en mayor o menor medida por la suma de diferentes macronutrientes; el salmón, el atún o la ternera, contienen una cantidad importante de proteína pero también contienen lípidos (grasas), la mayoría de vegetales contienen carbohidratos, proteínas e incluso una pequeña parte de grasas, los cereales contienen mayoritariamente carbohidratos pero también están formados por proteínas. Este conocimiento de macronutrientes es necesario para seguir esta clase de dietas, ya que se necesita saber si las nueces tienen más proteínas que grasas o si las legumbres presentan un mayor contenido en carbohidratos qué en proteínas. Como véis, eso de disociar por macronutrientes resulta un poco complicado de cumplir ¿no creéis?

Así que de entrada, la premisa de no mezclar es prácticamente imposible de cumplir.

A todo esto, comentar que el ser humano es del todo capaz de digerir al mismo tiempo y sin problemas las proteínas, las grasas y los carbohidratos. Obviamente nuestro sistema digestivo es perfectamente capaz de digerir una rodaja de salmón, unas lentejas, e incluso un bocadillo de tortilla. Las enzimas digestivas están especializadas y cada una desarrolla sus funciones sin “anular” el efecto de las demás.

En cuanto a la parte en la que nos dicen que disociar los alimentos nos ayudará a adelgazar, difiero bastante, puesto que la energía que aportan los alimentos no depende del orden en que se ingieren; 100 gramos de patata al horno tienen 100 Kcal y 100 gr de bistec de ternera 120 kcal, y da igual que me los coma juntos o por separado que la suma calórica de ambos seguirá siendo la misma.

Y seguramente ahora muchos estéis pensando  que conocéis a alguien que haya seguido este tipo de dietas, y haya perdido peso, sí es posible, pero no porque sean las dietas disociadas, sino porque mayoritariamente son hipocalóricas.

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*