Diferencia entre hambre y apetito

Diferencia entre hambre y apetito

POST:DIFERENCIA ENTRE HAMBRE Y APETITO

DIFERENCIA ENTRE HAMBRE Y APETITO: Hambre y apetito son dos conceptos distintos, a pesar de que popularmente se utilicen de la misma manera. Es importante conocer sus diferencias, y saber distinguirlos cuando los sentimos para poner remedio, y que no nos afecte negativamente.

Podemos decir que el hambre es una necesidad fisiológica de nuestro organismo; es necesario para vivir. Al comer aportamos los nutrientes necesarios para que el organismo pueda realizar todas sus funciones.

En cambio, el apetito está relacionado con el deseo de comer por placer. Hay muchos factores que pueden inducir esta conducta, como pueden ser la ansiedad, el aburrimiento, desajustes hormonales, malos hábitos alimenticios, incluso sed (en ocasiones llegamos a confundir la sed con hambre).

Cuando tenemos apetito normalmente ingerimos más calorías de las necesarias, ya que la ingesta no responde a una necesidad de nutrientes por parte de nuestro organismo.

Como siempre comentamos, las hormonas son las directoras de orquesta en multitud de funciones del organismo; y en esta ocasión no podían ser menos. Las hormonas más importantes a la hora de controlar el apetito son la ghrelina y la leptina.

La ghrelina es una hormona sintetizada principalmente por el estómago, cuya función es informar al cerebro de que el cuerpo debe alimentarse. Y la leptina es una hormona secretada mayoritariamente por las células grasas, que informa del estado de reservas energéticas del tejido adiposo, disminuyendo el apetito; es la que nos hace sentir saciados.

Ahora que ya sabemos que función tiene cada una de estas hormonas, nos damos cuenta que lo importante es elevar los niveles de leptina y mantener a raya los niveles de ghrelina, permaneciendo así un equilibrio en el binomio hambre-saciedad.

Algunos de los factores que debemos tener en cuenta para que estas hormonas se mantengan en equilibrio, y así, comer cuando realmente tengamos hambre:

  • Dormir lo suficiente cada día (entre 7 y 8 horas al día). Si no descansamos bien nuestro cuerpo produce menos leptina e incrementará los niveles de ghrelina, lo que nos hará comer más de la cuenta.
  • Aumentar el consumo de fibra dietética diaria. La fibra provoca sensación de saciedad, haciendo que el tracto intestinal envíe una señal al cerebro de liberar más leptina. Los alimentos ricos en fibra son los vegetales, la fruta fresca, los cereales integrales, las semillas, las legumbres y los frutos secos.
  • Aumentar el consumo de ácido graso de omega-3. Los ácidos grasos omega-3 ayudan a aumentar los niveles de leptina combatiendo las moléculas que causan inflamación, que es una de las principales razones por las que se puede desarrollar resistencia a la leptina, especialmente en personas obesas.
  • No pasar muchas horas sin comer. Los niveles de grelina comienzan a incrementarse, aumentando así, el nivel de hambre y apetito.
  • Reducir los niveles de estrés. La grelina se libera directamente en sangre ante situaciones estresantes. Esta es la razón por la que muchas personas comen cuando están estresadas.
  • Evitar dietas hipocalóricas estrictas.  Al reducir la ingesta calórica de forma severa puede producir un aumento considerable de los niveles de grelina, desencadenando el dese de comer; además cuando su producción es muy alta nos apetece comer alimentos con mucho azúcar.
  • Realizar ejercicio. Practicar deporte incrementa los niveles de leptina y reduce los niveles de ghrelina, favoreciendo así la saciedad y disminuyendo el apetito. Hay estudios que indican que los entrenamientos de alta intensidad o de intervalos son la mejor manera dominar el hambre (controlar la ghrelina), quemar grasa abdominal y aumentar la producción de leptina para perder peso.

Ahora ya sabéis que todos tenemos herramientas para evitar esos atracones innecesarios que no nos hacen ningún bien; además son herramientas bien fáciles de aplicar, así que, no hay excusa! Ahora ya sabemos la Diferencia entre hambre y apetito.

 

Publicar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*